Este soy yo, mi familia y mi historia. Crecí en Barcelona, ciudad donde vivo y que amo. Siempre he viajado con una cámara cerca. Primero solo, moviéndome de Chile a India, de México a Japón… luego Maria se unió, también nuestra peluda Wookiee y ahora la pequeña Petra.

Tengo que decir que hacemos un buen equipo; nos encanta el desayuno, los Pirineos, el agua fría, nuestra vieja furgoneta y disfrutar de la pereza en el sofá.

Para mí, la fotografía es una forma de vida. Me ha ayudado a conocer otras culturas, a encontrarme en situaciones donde sin la cámara hubieran sido imposibles, pero sobre todo, conocerme más.

Es un viaje increíble, a veces difícil y otras veces más aún, pero siempre vale la pena.

He conocido personas fascinantes y espero conoceros a vosotros también.

He tomado fotos y videos durante más de 10 años, en este tiempo me he dado cuenta de la importancia de la conexión entre nosotros: fotógrafo y fotografiado. Por eso os invito a que me conozcáis, a que me contéis vuestra historia.

Las grandes fotos suceden cuando se crea un vínculo, una confianza y una auténtica simpatía mutua.

Me gusta retratar las cosas que suceden en una boda, esos detalles que la hacen vuestra. Vuestras emociones, vuestros gestos, el baile, el vino, las flores, las muecas ... Estos detalles pertenecen a vuestro día y vuestra historia.